Justicia

justicia-01

 

Muy buenos días, hoy os traemos la última de las fortalezas que contiene la dimensión de JUSTICIA, la justicia (valga la redundancia); ésta definida por Seligman y Peterson como: Tratar a todas las personas como iguales en consonancia con las nociones de equidad y justicia. No dejar que los sentimientos personales influyan en decisiones sobre los otros, dando a todo el mundo las mismas oportunidades.

Esta fortaleza podría ser la que más controversia puede llegar a ocasionar, tal vez sea por su connotación o por lo que entendemos nosotros como justicia. Ya hemos visto en el párrafo anterior la definición de esta fortaleza, que se podría resumir como aquellas personas que tienen un trato equitativo e igualatorio con sus mismos. A todos nos viene a la cabeza esas personas tan amables y tan cordiales que no romperían un plato nunca, posiblemente sea ese el perfil que tiene que tener una persona que su principal fortaleza sea esta. Pero, las personas que no tienen ese perfil, ¿son justas?

Es aquí donde se encuentra la encrucijada de qué es la justicia. Si nos remontamos a la época de los griegos, donde se empezó la creación de la polis griega, lo que hoy conocemos ciudades; vemos que se acuña por primera vez el término justicia, ya sea por una coincidencia o por el hecho de vivir en sociedad. Ya los griegos definían este término como: la constante y perpetua voluntad de dar a cada uno su derecho. Como vemos a simple vista parece un término más que correcto, pero porqué este término no ha sido definitorio a lo largo de los años. La justicia ha sido objeto de debate de la filosofía, lo penal y la teología; y ninguna de las tres se han puesto de acuerdo en la construcción de una definición exacta para este término, más que nada porque es muy difícil. Si nos paramos a pensar y volvemos a la definición que los griegos dieron a esta palabra, vemos que, si la cogemos al pie de la letra, cada persona podría hacer lo que a ella se le antojara. Un ejemplo sería, si a mí me roban, yo puedo robar porque es mi derecho y me lo tienen que conceder. Lógicamente esta afirmación es falsa, no podría haber una sociedad en la cual cada uno se cogiera la justicia por su mano, es por eso que definir este concepto resulta difícil.

Aquí os dejo algunos autores que se han atrevido a darle un significado a la palabra justicia a lo largo de los años:

Platón: Justicia como armonía social.

Aristóteles: La justicia como igualdad proporcional, dar a cada uno lo que es suyo, o lo que le corresponde.

Tomás de Aquino: Justicia como ley natural, los ciudadanos han de tener derechos porque éstos son naturales, nos vienen dados por Dios. Es una visión más teóloga.

John Rawls: Justicia como equidad.

Son tantas las definiciones que resulta complicado saber cuál es la cierta, y más ahora, que vemos muchas cosas desagradables por la tele, ya sean políticos corruptos (que la justicia para ellos es diferente para los demás), niños sin hogar, guerras, exiliados y una infinidad de atrocidades que NO son justas. Viendo el panorama que nos cierne se nos hace más difícil definir la justicia.

Para acabar dejaré una frase que a mi parecer, define un poco la “justicia” que hay hoy en nuestro país para algunos.

La ley solo existe para los pobres; los ricos y los poderosos la desobedecen cuando quieren, y lo hacen sin recibir castigo porque no hay juez en el mundo que no pueda comprarse con dinero. (Marqués de Sade).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s